miércoles, 3 de diciembre de 2008

Salvaguardar el patrimonio Liebig

lunes, 1 de diciembre de 2008 - El OBSERVADOR - Colón -









Es el mensaje transmitido desde el archivo marca Liebig y la arq. Adriana Ortea para alcanzar una declaración de protección patrimonial en Pueblo Liebig.

La venta del hierro en la fábrica movilizó a enviar correos electrónicos, desde el 14 de noviembre, a las autoridades provinciales y nacionales. Con la ayuda de René Boretto, director del Museo de la Revolución Industrial Fray Bentos y Eusebi Casanelles, presidente del TICCIH (Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial) las cartas llegaron hasta la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos (CNMMH).

El patrimonio vale, pero no por su peso, sino por su significado histórico y por el derecho colectivo a la memoria y preservación de todo patrimonio cultural; histórico, arquitectónico y paisajístico (art. 26, nueva Constitución Provincial y art. 41, Constitución Nacional) El patrimonio no tiene dueños, tiene depositarios; pero para que haya patrimonio, primero debemos conservarlo… los grandes empresarios, cada vecino y las autoridades públicas.

¿Cuál es el objetivo de la denuncia? Alcanzar una Declaración Provincial de protección patrimonial en el marco conceptual de Paisaje Cultural LIEBIG: río, fábrica, pueblo y la memoria del trabajo. (art 1, Convención de Patrimonio Mundial, UNESCO). Al mismo tiempo, frenar los “atentados demoledores” al patrimonio industrial de fábrica y pueblo, antes de salir a vender los escombros de nuestra Identidad del trabajo de la carne.


* nota publicada en EL OBSERVADOR, miércoles 3 de diciembre de 2008 - Colón.