martes, 2 de diciembre de 2008

Patrimonio Industrial en Peligro

1 de Diciembre de 2008.
Sr. Gobernador de la Provincia de Entre Ríos.
Dr. Sergio Daniel Urribarri.
De mi mayor consideración:
Varios miembros de TICCIH Argentina me han expresado su temor por el futuro de las históricas instalaciones de la ya desactivada planta frigorífica de la firma Liebig (hoy FRICOSA), en Pueblo Liebig, Departamento Colón, Provincia de Entre Ríos.
El motivo de ello son los rumores que indican que se estaría procediendo al desmantelamiento y venta progresiva de los contenidos de este patrimonio industrial de relevante valor arquitectónico e histórico.
Justamente TICCIH (Comité Inernacional para la Conservación del Patrimonio Industrial) va a empezar a realizar los inventarios de los sitios más relevantes del Patrimonio Industrial a nivel Internacional y en las discusiones previas ha salido el tema de los frigoríficos. El problema que se planteó era que no quedaban demasiados que pudieran dar un testimonio de esta actividad, que se desarrolló a partir del último tercio del s.XIX sustituyendo  los saladeros.  Actualmente sólo nos ha llegado la demanda de Fray Bentos en Uruguay con el fin que valoremos aquel emplazamiento, que también pertenecía a la firma  Liebig, como un posible candidato a ser considerado  patrimonio de la humanidad.
La importancia patrimonial de los frigoríficos a nivel internacional es debido a su implantación exclusiva en el cono sur de América, no existen en ningún país del Hemisferio Norte. Por ello  son lugares que a escala mundial son singulares y si se destruyen no quedará ningún testimonio de esta actividad comenzada hacia finales del s.XIX hasta la década de los ochenta del s.XX
Desde TICCIH opinamos que este patrimonio no se puede perder y que además es un signo de identidad de Argentina ya que  la carne argentina exportada congelada es conocida por todo el mundo. Preservar este sitio, representará para la población local la posibilidad de ejercer la memoria sobre un pasado, proyectándolo hacia el presente, y generando en ellos la sensación de inclusión y pertenencia a un patrón cultural regional rico y trascendente. Este testimonio es internacional ya que afecta también a la historia de otros países como los europeos pues sus habitantes comieron la carne en conserva durante muchos años y fue vital en época de guerra,
Aparte de estas consideraciones, este patrimonio también se ha de contemplar positivamente, pues gran parte de la preservación del patrimonio industrial se basa en el fomento del desarrollo económico y social local promoviendo la revaloración de lugares patrimoniales singulares que muy a menudo  son centros de atracción turística.  Yo mismo soy director de un red de museos de Cataluña compuesta por veinticinco centros que tiene un éxito aceptable y actualmente estamos desarrollando un programa de turismo industrial.
Es por ello que le solicito la revisión del estado del sitio mencionado, y la preservación del mismo como testimonio y emblema de la valiosísima historia social e industrial de la región, así como la prevención de su desmantelamiento y su posterior enriquecimiento como sitio de patrimonio cultural industrial de la región. Desde TICCIH le ofrecemos nuestra ayuda.
Sin otro particular y en espera de una favorable respuesta, le saluda con la mayor consideración.
Cordialmente,
Eusebi Casanelles
Presidente TICCIH (Comité Internacional para la Conservación del Patrimonio Industrial)
Barcelona, España.
* carta publicada en diario PERFIL - correo de LECTORES - domingo, 21 de diciembre de 2008.