jueves, 24 de enero de 2008

La Liebig de Marti

Al calor del estío entrerriano y bajo la luna llena 

la familia Martí: Marta, Jorge Enrique
y su hijo Jorge.

Se presentó Fotografía en Palabras – La Liebig de Martí, con audiovisual al aire libre en Pueblo Liebig.  

Adriana Ortea, Jorge Enrique Martí,
Graciela Rotman y Alfredo Ibarrola.
            Una noche estrellada, calurosa como son las de enero pero con una brisa generosa. Pareció estar todo el pueblo ahí, además de los amigos de Colón, de Paraná, Buenos Aires y hasta de Paysandú. Se sentaron en más de un centenar de sillas, mirando la pared blanca de la Junta de Gobierno.

            En la primera fila de asientos estaban los funcionarios de Paraná y el poeta Jorge Enrique Martí, con su familia. ¿Cuántos asientos por fila? Quince sillas, por diez hileras. Fácil ciento cincuenta, más los parados, y los tímidos en las sombras del fondo. No todos sabían a lo que venían. Los periódicos sólo dijeron, “la arquitecta Adriana Ortea presentará un libro.” Sitios en Internet dieron más detalles.
En esa noche que cubrían las estrellas, Adriana Ortea hizo su presentación de La Liebig de Martí,” agradeció a todo el mundo, luego Graciela Rotman seguida de Alfredo Ibarrola hablaron desde la mesa en un escenario natural que hace la vereda frente a la puerta de la oficina de la Junta. Y Jorge Enrique Martí se acercó, desde su primera fila, para celebrar al libro y al pueblo, con la poesía y las memorias.  Luego, el audiovisual, llenó la vista y el aire de imágenes nuevas y antiguas, de música y poesía.

Impresionó. Aplaudieron. Todo un pueblo aplaudió a un libro sobre el pueblo, al poeta, a la autora, y a la memoria. Fabulosa noche, con decir que no alcanzaron los choripanes. Nadie pensó que la poesía y las memorias traerían tanta gente.

Andrew Graham-Yooll
* periodista. Ombudsman del diario Perfil, ex director del Buenos Aires Herald.